Estudiar en China sin morir en el intento

Aunque son muchas las personas que pueden animarnos para que cursamos estudios en China, el asunto económico es otra historia. Tan solo viajar a China es bastante costoso y si no tenemos la suerte de ser estudiante de intercambio, el coste por año de los cursos fácilmente podría superar los 2000 euros. Es por eso que muchas personas prefieren cursar posgrados o MBA dentro de España, según el foro de estudio EAE online opiniones.

Si los estudios los cursamos en las ciudades menos desarrolladas de China, entonces los gastos de manutención no resultarán tan elevados, ya que es posible alquilar un apartamento por alrededor de 250-300 euros mensuales sin problemas. Si echas un vistazo a la lista de centros en los que se imparte español, posiblemente encuentres alguna oferta de trabajo que esté a tu medida y puedas llegar a China con un contrato de trabajo que además te permita compaginarlo con tu formación académica.

  • Planificar los estudios: uno de los estudios más extendido y usado por estudiantes españoles era ir a China a fin de realizar un máster en inglés. Pero existen otras opciones más ventajosas. Las autoridades de ese país fomentan con gran ahínco llegar a sus universidades con el fin de completar un curso anual de chino y, de esta manera poder matricularse en un grado o posgrado que se encuentre impartido en chino.

Quienes superan dicho “curso puente” por lo general no le es  exigido superar los exámenes oficiales HSK para acceder al programa al que aspiren, aunque aquellos estudiantes que mantienen un buen nivel de asistencia no tienen algún problema para obtener el nivel 4 (equivalente a un B2 del ámbito europeo), y además le permite acceder a las becas del gobierno y a muchas ayudas de diversos órganos e instituciones nacionales.

  • Seleccionar el destino: es normal que suponga una tentación ir a Pekín, Shanghai o Guangdong, pero éstas son ciudades que ya cuentan con gran cantidad de expertos de origen extranjero, lo que genera un mayor nivel de competencia al momento de aspirar a cualquier oportunidad de formación académica y a cualquier oferta profesional.

Es posible que te encuentres con que la metodología y la organización no se compara con lo que estamos acostumbrados, pero China es un país que ha venido tomando muy en serio la investigación, y apenas ha comenzado a colaborar con expertos extranjeros, por lo que, las oportunidades de crecer profesionalmente son realmente enormes.

A pesar de que en China el inglés es materia obligatoria en la enseñanza superior, las posibilidades de usar el inglés para comunicarse en la universidad o en la empresa en realidad son muy bajas, y además el gobierno chino se encuentra apostando cada vez más fuerte por el chino como principal lengua en Asia.

Es importante en este punto, considerar un dicho que tenían los romanos, “la fortuna ayuda a los audaces”. En el caso de China ocurre exactamente de ese modo. Cuanto más nos adentramos hacia el interior del país, y más hacia el oeste más duras serán las condiciones de vida, pero la competencia con otros extranjeros será mucho menor, lo que constituye una situación decisiva para las posibilidades en el futuro.