La necesidad de los chinos por quitarse los zapatos al entrar a casa

En numerosas oportunidades hemos visto, tanto en programas como en casa de algún amigo chino, que se quitan los zapatos antes de entrar a casa y se colocan zapatillas de andar en casa, o simplemente se quedan en calcetines.

Y es que el origen de dicha costumbre es posible que se ubique en la misma China, ya que ese es el foco cultural que absorbieron otras culturas como las de Corea, Japón y Vietnam. De esta manera lo señala el profesor de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Complutense de España David Sevillano-López.

De acuerdo al experto, “En la tradición china se plantea como una necesidad”. Y como una manera de comprender mejor la situación, resulta de gran relevancia traer a colación la manera en la que fueron construidas las viviendas chinas, pues en el caso de una casa tradicional, esta consistia en una planta de base cuadrada donde sus habitaciones eran independientes y estaban distribuidas alrededor de patios, por lo que el estilo de las viviendas chinas llegó a influir en las costumbres de quienes las habitaban.

Según señala el profesor, “Esta distribución mantiene un modelo básico que se remonta a la cultura de Erlitou (aproximadamente entre 2100 a.C. – 1500 a.C), en la Edad del Bronce”, donde, para poder ingresar a una habitación se debía transitar por unos patios exteriores, y sin importar el tipo de calzado que se usara, todos arrastraban la suciedad de la calle y, después, la de los patios.

No existían las sillas

Este es un aspecto a destacar, pues en la antigua China no existían las sillas, no obstante, si era posible encontrar divanes y taburetes. “De hecho, se cree que la silla no se introdujo hasta aproximadamente el año 175 a.C., debido al gusto del emperador Ling por las cosas provenientes de Occidente a través de la Ruta de la Seda”, afirma el académico. Pero a partir del siglo XII se generalizó su uso.

Una vez que se encontraban en el interior de la casa, los chinos procedian a sentarse en el suelo o en esteras directamente. De manera que, si no se era cuidadoso, el sitio en donde se sentaban, comían o incluso dormían era llenado de la suciedad proveniente de la calle.

Con la finalidad de evitar tal situación, que valga destacar, podría ser bastante desagradable, llegaron a generarse una serie de convenciones, sobre todo entre quienes pertenecían a la nobleza, aspectos que, con el transcurso del tiempo se llegó a generalizar en toda la población.

¿Qué dicen los libros antiguos?

El catedrático Sevillano-López acota que tales normas de comportamiento, que también eran denominadas etiqueta o ritos, han llegado a quedar asentadas en una serie de libros antiguos, de cuya lectura y aprendizaje se hizo algo básico dentro de la formación de cualquier erudito confuciano y, en general, de cualquier persona educada. Fue así como la cultura china logró trascender sus fronteras y teniendo gran impacto no sólo en aquellos países vecinos, sino numerosas regiones.